26 de enero de 2012

Gemelos

Hoy he ido a la pelu (que caramba a una de vez en cuando le toca cuidarse un poco) y una de las peluqueras estaba encantada pues por fin estaba embarazada. La chica hace tiempo que perseguía, junto con su pareja, quedarse y estaba exultante de felicidad.

Me ha pasado por la cabeza esa pequeña nube gris de pensar que aunque me gustaría seguramente no habrá un segund@. Es triste pero en España y con la crisis no está una para lanzarse a la aventura por segunda vez. Mucho trabajo para una sola persona. Sniff!

La nube a desaparecido cuando me ha dicho que esperaba gemelos. He sonreido, la he felicitado y le he deseado que descanse mucho, mucho que cuando lleguen no va a descansar.... en años!!! Cuando estás en la euforía de buscar quedarte lo de tener gemelos te parece ideal. Meses después de haber dado a luz lo único que piensas cuando ves a alguien arrastrando un carrito doble es: como se lo debe hacer?

El peluquero que me atiende tambien acaba de ser padre y hemos comentado como va la experiencia de los 17 días como padre. Me ha dado pena y envidia al mismo tiempo. Pena: a vuelto a trabajar y se pierde a su nene casi todo el día. Envidia: no está encerrado con el churrumbelo y centrado su vida entera (con todos los segundos) en una experiencia tan extenuante. Una reflexiona y comprende que por mucho que estés emocionado por la llegada de un nuevo miembro de la familia no se puede participar intensamente si no tienes tiempo para hacerlo y que es una pena que la conciliación parezca solo un tema de mujeres.

Como queremos que ellos se impliquen en la crianza si no pueden presenciarla y participar, en toda su complejidad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...